Si te interesa contribuir a difundir la obra fotográfica de Tomás Montero Torres, ¡lo agradecemos desde ahora! Pero recuerda mencionar siempre al autor de las fotografías y el acervo a donde pertenecen.

Si lo que deseas es tener acceso a las imágenes para utilizarlas en un libro, un video u otro soporte, contáctanos.

También existe la posibilidad de que adquieras impresiones en papel de primera calidad libre de ácido, de las imágenes de tu preferencia, incluyendo un certificado de origen.

Author Archives: melisandra

Comisión Nacional de Derechos Humanos

70 años de la masacre de henriquistas en la Alameda

El Gral. Manuel Henríquez Guzmán consiguió el apoyo de las clases humildes, por eso le decían “el candidato del pueblo”.

(7 de julio de 1952 – 7 de julio de 2022)

El 7 de julio de 1952, simpatizantes del candidato presidencial general Miguel Henríquez Guzmán acudieron a la “Fiesta de la Victoria”, para celebrar el triunfo en las urnas de su candidato. El mitin tuvo como lugar de reunión el edificio del Partido Constitucionalista Mexicano (PCM), localizado en Av. Juárez 28, frente al Hemiciclo a Juárez.

Más tarde, el general Santiago Piña Soria, jefe del Estado Mayor Presidencial y quien controló el proceso electoral, dio a conocer los resultados de la elección, declarando vencedor al candidato del Partido Revolucionario Institucional (PRI) Adolfo Ruiz Cortines. Ante esto, la Federación de Partidos del Pueblo Mexicano (FPPM) y sus partidos aliados denunciaron en el acto de la Alameda el fraude electoral.

Debido al amplio consenso que se reflejó en la manifestación, por órdenes del gobierno del entonces presidente Miguel Alemán Valdés y del Estado Mayor Presidencial, se desplegó un operativo con la totalidad de corporaciones policiales de la Ciudad de México, así como con militares de la 1ª Zona Militar.

 

Aquel día fatídico se cometieron graves violaciones a los derechos humanos, ejecuciones extrajudiciales, desapariciones forzadas y detenciones arbitrarias masivas en contra de las bases sociales del movimiento henriquista, conformadas mayoritariamente por mujeres, campesinos, obreros y estudiantes.

Se contabilizaron 200 muertos, 500 desaparecidos, más de 100 detenidos de manera ilegal y miles de lesionados, una verdadera masacre. Las cifras oficiales reconocieron tan sólo 7 muertos y casi 600 detenidos. Sin embargo, hasta la fecha no se conocen las cifras reales de esta cruenta represión. Lo que sí se supo, por militares cercanos al general Henríquez Guzmán, fue que los cuerpos de los 200 muertos fueron incinerados en las instalaciones del Campo Militar número 1.

La masacre de la Alameda fue el estallido más estridente y sangriento que sufrió el movimiento Henriquista. Éste, a través de su amplia base social y en coalición con fuerzas políticas de izquierda, defendía un programa antiimperialista y social, con énfasis en la defensa de la democracia del pueblo, los derechos a la reunión y asociación, la política exterior independiente, la prohibición de inversiones extranjeras y la reivindicación del artículo 27 constitucional para limitar la propiedad privada, así como la adopción de una política de nacionalizaciones y de ampliación de la Reforma Agraria.

Tanto su proyecto como la política de exterminio que sufrieron sus bases se intentaron borrar de la memoria colectiva mexicana, cuyos vestigios aún permanecen ocultos en diferentes archivos.

 

El fin de la mecánica represiva, específicamente para la década de los años cincuenta, fue la eliminación total. Esto es, que el “exterminio” del enemigo sí fue físico, sí fue político, sí fue la cancelación de su posibilidad de ser “amenaza” para los grupos de poder aglutinados en el partido oficial. Por tanto, fue en los años de 1950 donde se sientan las bases jurídicas, corporativas y técnicas de la violencia política de Estado. Cabe señalar que es el mismo propósito de los años de la mal llamada “guerra sucia”.

 

Con motivo de los 70 años de la masacre de julio de 1952, la Comisión Nacional de los Derechos Humanos, por medio de su Oficina Especial para Investigar Represión y Desapariciones Forzadas por Violencia Política de Estado en el pasado reciente, emitió la Recomendación General 46/2022 para investigar los hechos relativos a ese suceso histórico.

 

Los resultados permitieron conformar la exposición “70 años de la masacre de Henriquistas en la Alameda”, que se inaugura este 7 de julio de 2022 en Avenida Juárez, a un costado del Archivo General de Notarías, donde se incluye un número importante de fotografías captadas por el fotorreportero Tomás Montero Torres. 

 

Con este acto la CNDH convoca a reflexionar en torno a lo difícil que ha sido la construcción de la democracia en México, lo mismo que la búsqueda de la verdad y la memoria de las luchas de ciudadanas y ciudadanos, quienes han sido brutal y sistemáticamente reprimidos por la violencia política de Estado.