Octavio Paz, el poeta ante la lente

Fue un obsesivo hacedor de imágenes, con su frenética y puntual pluma las inmortalizó en su quehacer poético, y lo llevaron a obtener el Premio Nobel de Literatura en 1990. Es el único mexicano que ha ostentado este reconocimiento en el mundo de las letras. Octavio Paz (1914-1998), poeta, escritor, ensayista, diplomático mexicano y miembro del Colegio Nacional, cuyo semblante, desde muy joven y hasta sus últimos años de su vida, fue blanco de los grandes maestros de la lente.

Reconocidos fotógrafos de la talla de Lola y Manuel Álvarez Bravo, Héctor García, Rogelio Cuéllar, Paulina Lavista, Juan Miranda, y la esposa del poeta, Marie-José Paz, fueron algunos de los que lo plasmaron con sus miradas; pero recientemente fueron encontradas nuevas impresiones del maestro poeta, salidas de la cámara de Tomás Montero (1913-1969).

Al parecer fueron un par de sesiones, en las que el moreliano Tomás Montero trabajó con el escritor como modelo, probablemente fue en la década de los años 40, cuando aparece un joven y elegante Paz, con la seriedad que lo caracterizó en la mayoría de sus múltiples retratos; aunque hay una imagen de Montero donde el poeta no sólo sonríe sino que, como en pocas imágenes, abre los labios y deja ver el gesto hasta los dientes.

Probablemente fue el sentido del humor que los que conocieron a Montero dicen caracterizó al fotógrafo, lo que hizo que Paz, aún sin ver a su retratista directamente, se relajara como en pocas imágenes; dejando de lado la solemnidad y la pose de gran pensador que en la mayoría de las fotografías conocidas lo caracterizó.

El autor, considerado como uno de los escritores hispanoamericanos más importantes del siglo XX, escribió alguna vez en un ensayo del libro El arco y la lira, que: “La imagen reconcilia a los contrarios, más está reconciliación no puede ser explicada por las palabras – excepto las de la imagen que ha cesado ya de serlo. Así la imagen es un recurso desesperado contra el silencio que nos invade cada vez que intentamos expresar la terrible experiencia y de nosotros mismos…”

Además de obtener el Nobel, el autor de la poesía Piedra de sol fue galardonado con otros premios como el Miguel de Cervantes, el Internacional Alfonso Reyes, el Internacional Menéndez Pelayo y también fue nombrado Miembro de Honor de la Academia Mexicana de la Lengua.

El escritor nos deja leer, en ese mismo ensayo donde habla de la imagen poética pero que bien podría servir para contextualizar su relación vivencial con los retratos, lo siguiente: “Y el hombre mismo, desgarrado desde el nacer, se reconcilia consigo mismo cuando se hace imagen, cuando se hace otro. La poesía es metamorfosis, cambio, operación alquímica, y por eso colinda con la magia, la religión y otras tentativas  para transformar al hombre y hacer de ‘este’ y de ‘aquel’ ese ‘otro’ que es él mismo…”

(*) Alberto Solís es colaborador de Milenio Diario y periodista cultural independiente para otras publicaciones. En el Archivo Tomás Montero agradecemos en lo profundo su valiosa participación en este blog.

Esta entrada fue publicada en Escritores, México, Poeta, Tomás Montero Torres y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

7 respuestas a Octavio Paz, el poeta ante la lente

  1. raul casamadrid dijo:

    ¡Bravo!
    ¡Felicidades por la calidad y continuidad en el rescate de este vital archivo!
    A cada entrada me percato de que no fue el maestro Montero Torres quien giró alrrededor de los personajes de varias décadas en la cultura mexicana del siglo XX; sino que fue una época entera la giró sobre la lente de Don Tomás…

  2. Sonia Gonzalez Oviedo dijo:

    Octavio Paz, nuestro premio nobel de literatura, muy conocido en el extranjero y poco apreciado en su país por cometer el pecado de no ser de izquierda. Increíbles las fotos como siempre vale la pena difundirlas!

  3. Fred Alvarez dijo:

    ¡Maravillosas fotografías del poeta Octavio Paz!
    Se vé feliz, era cuando estaba casado con Elena Garro.
    ¡Caray ya casí son 13 años de difunto!
    Murió a las 22:35 horas del domingo 19 de abril de 1998 en su casa de Francisco Sosa en Coyoacán, DF, el poeta tenía 84 años.
    El premio Nobel de Literatura 1990 murió como consecuencia de un cancer en los huesos.
    Entonces, Bellas Artes, fue enlutado con dos grandes lienzos negros, y miles de personas acompañaron al féretro; un mexicano anónimo declamó poemas de Paz frente al magno edificio.
    El prosista fue descrito por su esposa Mari Jo como un hombre nada convencional, ni machista, ni pedante, ni oportunista, ni prudente, ni fanfarrón, ni mentiroso; más bien era colérico, divertido, legal, generoso, detestaba la mezquindad, era intransigente en la creación, riguroso consigo mismo y tolerante con los demás.
    Gracias a Tomás Montero por haber tomados estas imagenes

  4. Antonio Aspiros dijo:

    Me acuerdo de aquel artículo demoledor de Enrique Krauze sobre la obra de Carlos Fuentes, en la revista Vuelta, de Octavio Paz, justo cuando el novelista y el poeta sonaban fuerte como candidatos mexicanos al Nobel de Literatura. No creo que haya sido una coincidencia, sino una estrategia. Pero el maestro Montero hizo muy bien su trabajo fotográfico: profesional y artístico; felicidades por el rescate de sus archivos.

  5. Alejandro García Quiroz. dijo:

    Todas las manifestaciones de la cultura son imprescindibles, para el espíritu del ser humano y, nuestro Octavio Paz, en la lente del Maestro Tomás Montero, no podría ser la excepción, felicidades por la presente muestra. Alejandro.

  6. Estimados Sres.

    Nos dirigimos a Vds. porque estamos buscando fotografías de Octavio Paz para realizar un pequeño documental sobre Octavio Paz.

    Buscando documentación hemos topado con su Web http://archivotomasmontero.org/site/2011/01/28/octavio-paz-el-poeta-ante-la-lente/

    Nos parecen imágenes muy interesantes. Es por eso que nos permitimos solicitarle una copia o copias de las que estime oportuno para incluirlas en el mismo, con cita siempre de los créditos de la foto y dentro del marco de actividades propias del Instituto Cervantes. Les enviamos el enlace a una de nuestras últimas actividades http://www.cervantes.es

    Para cualquier aclaración no dude en contactar con nosotros en bibdoc@cervantes.es

    Atentamente.

  7. Me parece que las imágenes no son de la década de los 40 sino posteriores. La segunda y la tercera deben de ser de julio 1954, durante la inauguración de la exposición de estampa japonesa promovida por Paz ese año.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *